Misión y Visión

Demo Picture

MISION SATUCO

Mantener un alto nivel de satisfacción en nuestros clientes, brindándoles productos artesanalmente elaborados, de calidad, únicos en el mercado, en un ambiente acogedor y con el compromiso permanente de un servicio de calidez y cordialidad.

VISION al 2015

Ser una empresa legalmente constituida con presencia en las principales provincias del Ecuador mediante la apertura de franquicias, logrando un crecimiento continuo y de reconocimiento a nuestra marca.

 

 

 

Historia de Satuco

Todo empezó en 1981: don Freddy Prado Cabrera, cochabambino y su esposa, Carmen Rosa Arzabe, orureña, llegaron a Quito contratados por una empresa ecuatoriana de calzado para colaborar en el área de control de producción y personal.

Quito, bella ciudad con no más de un millón de habitantes en ese entonces, el encuentro con unos pocos compatriotas y el añorar de los sabores de la comida boliviana, en especial de las empanadas de caldo, llevó a que su hijo Jorge Prado Arzabe, discípulo de una escuela familiar de buena cocina, se decidiera prepararlas para compartir en esas reuniones familiares y de amigos, y crear su propia receta, a la que dio el nombre de “Empanada Satuco” :jugosa mezcla, rellena con carne o pollo, huevo duro, toque de ají boliviano, especias y otros ingredientes todo cocido al horno.


El Dr. Òscar Villegas, boliviano, dentista de la familia, residente en Ecuador por aproximadamente 10 años, solicitaba a doña Carmen que le preparase empanadas para sus reuniones. Poco a poco, esos pedidos se volvieron más frecuentes, incluso de ecuatorianos, que gustaban de este producto con su original forma y abundante caldo. Frente a esa circunstancia, la familia tomó la decisión de abrir la primera cafetería en el año 1999.

La forma de degustar este producto ha sido motivo de anécdotas y apuestas entre nuestros clientes, han originado algunas interrogantes. ¿Cómo se introduce el caldo en la empanada?, ¿cómo comer la empanada para no regar su juguito y evitar manchar su corbata o camisa? ¿qué máquina usan para hacer el churito?

¡Quien mancha el plato paga la cuenta!